Armagedón

Definición: La expresión griega Har Ma·ge·don, tomada del hebreo y vertida “Armagedón” por muchos traductores, significa “Montaña de Megido”, o “Montaña de Asamblea de Tropas”. La Biblia no asocia el nombre con una destrucción nuclear, sino con la venidera “guerra [universal] del gran día de Dios el Todopoderoso” (Rev. 16:14, 16). Este nombre se aplica específicamente al “lugar [griego: topon; es decir, condición o situación]” a que se está reuniendo, en oposición a Jehová y a su Reino en manos de Jesucristo, a los gobernantes políticos de la Tierra. Dicha oposición se manifestará mediante una acción global contra los siervos de Jehová en la Tierra, los representantes visibles del Reino de Dios.

¿Permitirá Dios que los humanos arruinen la Tierra mediante lo que algunos llaman un “Armagedón termonuclear”?

Sal. 96:10: “Jehová mismo ha llegado a ser rey. La tierra productiva [hebreo: te·vel; la Tierra, como lugar fértil y poblado, el globo terráqueo habitable] también queda firmemente establecida de modo que no se le puede hacer tambalear.”

Sal. 37:29: “Los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella.”

Rev. 11:18: “Las naciones se airaron, y vino tu propia ira [la de Jehová], y el tiempo señalado [...] para causar la ruina de los que están arruinando la tierra.”

De acuerdo con la referencia bíblica, ¿qué es Armagedón?

Rev. 16:14, 16: “Son, de hecho, expresiones inspiradas por demonios y ejecutan señales, y salen a los reyes de toda la tierra habitada, para reunirlos a la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso. Y los reunieron en el lugar que en hebreo se llama Har–Magedón [Armagedón].”

¿Se peleará Armagedón únicamente en el Oriente Medio?

Los gobernantes y los ejércitos de todas las naciones se juntarán en oposición a Dios

  Rev. 16:14: “Salen a los reyes de toda la tierra habitada, para reunirlos a la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso.”

  Rev. 19:19: “Vi a la bestia salvaje [la gobernación política humana en conjunto] y a los reyes de la tierra y a sus ejércitos reunidos para hacer la guerra contra el que iba sentado en el caballo y contra su ejército.”

  Jer. 25:33: “Los muertos por Jehová ciertamente llegarán a estar en aquel día desde un extremo de la tierra hasta el mismísimo otro extremo de la tierra.”

El que se use el nombre de Armagedón (Har–Magedón) no significa que la guerra se peleará en una literal montaña de Megido

  No hay tal cosa como una literal montaña de Megido; solo existe un montículo de aproximadamente 21 metros (70 pies) de alto, donde se encuentran las ruinas de la antigua Megido.

  Los reyes y las fuerzas militares de “toda la tierra habitada” no cabrían en la literal llanura de Esdraelón, sobre la cual se alza Megido. La llanura tiene forma triangular, y solo mide 32 kilómetros (20 millas) de largo y 29 kilómetros (18 millas) de ancho en el extremo oriental. (The Geography of the Bible [La geografía de la Biblia], Nueva York, 1957, Denis Baly, pág. 148.)

El nombre es apropiado por el papel que Megido desempeñó en la historia; la llanura sobre la cual se alza Megido fue escenario de guerras decisivas

  Allí Jehová hizo que Sísara, jefe del ejército de Canaán, sufriera una derrota a manos del juez Barac. (Jue. 5:19, 20; 4:12-24.)

  Tutmosis (Tutmés) III, faraón de Egipto, dijo: “¡La captura de Megido es la captura de mil ciudades!” (Ancient Near Eastern Texts Relating to the Old Testament [Antiguos textos del Oriente Cercano relacionados con el Antiguo Testamento], Princeton, Nueva Jersey, 1969, edición por James Pritchard, pág. 237).

  La referencia a Megido (que significa “Asamblea de Tropas”) es apropiada porque Armagedón es una situación mundial en que estarán implicados las tropas y otros apoyadores de los gobernantes de todas las naciones.

¿A quiénes, o qué, se destruirá en Armagedón?

Dan. 2:44 “El Dios del cielo establecerá un reino [...] [Este reino] triturará y pondrá fin a todos estos reinos, y él mismo subsistirá hasta tiempos indefinidos.”

Rev. 19:17, 18: “Vi también a un ángel que estaba de pie en el sol, y clamó con voz fuerte y dijo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: ‘Vengan acá, sean juntadas a la gran cena de Dios, para que coman las carnes de reyes y las carnes de comandantes militares y las carnes de hombres fuertes y las carnes de caballos y de los que van sentados sobre ellos, y las carnes de todos, de libres así como de esclavos y de pequeños y grandes.’”

1 Juan 2:16, 17: “Todo lo que hay en el mundo —el deseo de la carne y el deseo de los ojos y la exhibición ostentosa del medio de vida de uno— no se origina del Padre, sino que se origina del mundo. Además, el mundo va pasando y también su deseo, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.”

Rev. 21:8: “En cuanto a los cobardes y los que no tienen fe y los que son repugnantes en su suciedad y asesinos y fornicadores y los que practican espiritismo e idólatras y todos los mentirosos, su porción será en el lago que arde con fuego y azufre. Esto significa la muerte segunda.”

¿Será para siempre la destrucción?

Mat. 25:46: “Estos [que rehusaron hacer el bien a los ‘hermanos’ de Cristo] partirán al cortamiento eterno.”

2 Tes. 1:8, 9: “Los que no conocen a Dios y [...] los que no obedecen las buenas nuevas acerca de nuestro Señor Jesús [...] sufrirán el castigo judicial de destrucción eterna.”

¿Habrá sobrevivientes?

Sof. 2:3: “Busquen a Jehová, todos ustedes los mansos de la tierra, los que han practicado Su propia decisión judicial. Busquen justicia, busquen mansedumbre. Probablemente sean ocultados en el día de la cólera de Jehová.”

Rom. 10:13: “Todo el que invoque el nombre de Jehová será salvo.”

Sal. 37:34: “Espera en Jehová y guarda su camino, y él te ensalzará para tomar posesión de la tierra. Cuando los inicuos sean cortados, tú lo verás.”

Juan 3:16: “Dios [...] dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna.”

Rev. 7:9, 10, 14: “Vi, y, ¡miren! una grande muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había palmas en sus manos. Y siguen clamando con voz fuerte, diciendo: ‘La salvación se la debemos a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero.’ [...] ‘Estos son los que salen de la grande tribulación.’”

¿Qué les sucederá a los niñitos en Armagedón?

La Biblia no contesta esa pregunta directamente, y nosotros no somos los jueces. Sin embargo, la Biblia sí muestra que Dios considera “santos” a los hijos pequeños de los cristianos verdaderos (1 Cor. 7:14). También revela que, en la antigüedad, cuando Dios destruyó a los inicuos también destruyó a sus hijitos (Núm. 16:27, 32; Eze. 9:6). Dios no desea que nadie sea destruido; por eso, está permitiendo que ahora se dé una advertencia para beneficio de padres e hijos. ¿No sería sabio que los padres siguieran un proceder que resultara en que Dios mirara con favor a sus hijos tanto ahora como en el Armagedón?

¿Viola Dios Su amor al destruir a los inicuos?

2 Ped. 3:9: “Jehová [...] es paciente para con ustedes porque no desea que ninguno sea destruido, sino desea que todos alcancen el arrepentimiento.”

Luc. 18:7, 8: “¿No hará Dios que se haga justicia a sus escogidos que claman a él día y noche, aun cuando es sufrido para con ellos? Les digo: Él hará que se les haga justicia rápidamente.”

2 Tes. 1:6: “Es justo por parte de Dios pagar con tribulación a los que les causan tribulación a ustedes [Sus siervos].”

¿Es posible tomar una posición de neutralidad?

2 Tes. 1:8: “Él [trae] venganza sobre los que [por elección propia] no conocen a Dios y sobre los que no obedecen las buenas nuevas acerca de nuestro Señor Jesús.”

Mat. 24:37-39: “Así como eran los días de Noé [...] no hicieron caso hasta que vino el diluvio y los barrió a todos, así será la presencia del Hijo del hombre.”

Mat. 12:30: “El que no está de parte mía, contra mí está, y el que no recoge conmigo, desparrama.”

Compárese con Deuteronomio 30:19, 20.

¿La influencia de quién impele a las naciones a la situación mundial que resultará en guerra contra Dios?

Rev. 16:13, 14: “Vi tres expresiones inspiradas inmundas que se parecían a ranas salir de la boca del dragón [Satanás el Diablo; Rev. 12:9] y de la boca de la bestia salvaje y de la boca del falso profeta. Son, de hecho, expresiones inspiradas por demonios y ejecutan señales, y salen a los reyes de toda la tierra habitada, para reunirlos a la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso.”