• La voluntad de Jehová
  • ¿Cómo nos ayudan los superintendentes de circuito?

Lección 17

¿Cómo nos ayudan los superintendentes de circuito?

Un superintendente viajante y su esposa
Malaui
Un superintendente viajante dirigiendo una reunión para predicar
Reunión para predicar
Un superintendente viajante predicando
Predicación
Un superintendente viajante reunido con los ancianos de una congregación
Reunión de ancianos

Las Escrituras Griegas Cristianas mencionan frecuentemente a Bernabé y al apóstol Pablo. Estos hombres eran superintendentes viajantes que visitaban a las congregaciones de aquel tiempo. ¿Qué los motivaba? El interés genuino en el bienestar de sus hermanos espirituales. Pablo manifestó su deseo de volver a visitar a los hermanos para ver cómo les iba. No le importaba recorrer cientos de kilómetros con tal de fortalecerlos (Hechos 15:36). El mismo sentimiento impulsa a los superintendentes viajantes del día actual.

Vienen a animarnos. Los superintendentes de circuito visitan unas veinte congregaciones y pasan una semana con cada una de ellas dos veces al año. Podemos sacar mucho provecho de la experiencia de estos hermanos y de sus esposas, si son casados. Ellos procuran conocer a jóvenes y mayores por igual, y están deseosos de ir con nosotros a predicar y a visitar a las personas a las que damos clases bíblicas. Estos superintendentes realizan visitas pastorales con los ancianos; además, pronuncian discursos entusiastas en las reuniones y asambleas con el fin de animarnos (Hechos 15:35).

Se interesan por todos. Los superintendentes de circuito están profundamente interesados en el estado espiritual de las congregaciones. Se reúnen con los ancianos y los siervos ministeriales para analizar los progresos que se han hecho y para darles consejos prácticos sobre el desempeño de sus deberes. Ayudan a los precursores a mejorar su ministerio y acrecentar los resultados, y les da mucho gusto conocer a las personas que están empezando a reunirse con nosotros y saber que están adelantando espiritualmente. Cada uno de estos hermanos se gasta de buen grado y es un “colaborador para [nuestro] bien” (2 Corintios 8:23). Imitemos su fe y su devoción a Dios (Hebreos 13:7).

▪ ¿Con qué objetivo visitan las congregaciones los superintendentes de circuito?

▪ ¿Cómo puede usted sacar provecho de sus visitas?

[Ilustración y recuadro de la página 20]

PARA SABER MÁS

Marque en el calendario la fecha de la próxima visita del superintendente de circuito a la congregación para que no se pierda sus discursos en el Salón del Reino. Si quiere que él o su esposa vayan a su casa el día que toma la clase bíblica, comuníqueselo a su maestro.

[Ilustración de la página 20]

Malaui

[Ilustración de la página 20]

Reunión para predicar

[Ilustración de la página 20]

Predicación

[Ilustración de la página 20]

Reunión de ancianos