ETAM

(Lugar de Aves Rapaces).

1. Poblado simeonita que estaba en el interior del territorio de Judá. (1Cr 4:24, 32.) No es posible ubicarlo con seguridad, aunque algunos lo relacionan con Tell ʽEitum (Tel ʽAitun), situado en el centro del territorio de Judá, a unos 44 Km. al O. de En-guedí y a la misma distancia al SO. de Jerusalén.

2. El peñasco Etam, donde Sansón vivió tras incendiar los campos de los filisteos. Allí lo ataron con su consentimiento, y 3.000 hombres de Judá lo llevaron a los filisteos. (Jue 15:8-13.) Aunque no es posible identificar con certeza el peñasco Etam, no debe pasarse por alto su posible relación con la localidad del mismo nombre (núm. 3). No obstante, a solo 4 Km. al ESE. de donde se cree que estuvo Zorá, el pueblo de Sansón (Jue 13:2), se halla ʽAraq Ismaʽin, un peñasco solitario con una caverna en lo alto desde la que se domina la Sefelá. En consonancia con el significado del nombre, quizás este haya sido el peñasco Etam.

3. Población de Judá, ubicada probablemente en Khirbet el-Khokh, sobre una loma que está a unos 2,5 Km. al SO. de Belén. Al parecer, Etam y Belén fueron fundadas por parientes cercanos. (1Cr 4:3, 4; véase ATROT-BET-JOAB.) Josefo cuenta que muchas mañanas el rey Salomón recorría en carreta los 13 Km. que separaban Jerusalén de Etam, en donde había jardines y riachuelos. (Antigüedades Judías, libro VIII, cap. VII, sec. 3.) El sucesor de Salomón, Rehoboam, reedificó la ciudad y la fortificó. (2Cr 11:5, 6.) Según el Talmud, un acueducto llevaba agua a Jerusalén de un manantial situado al O. de Etam. (Talmud Babilonio, Iomá 31a; Talmud Palestiniense [de Jerusalén], Iomá 41a.)