La Palabra de Jehová es viva

Puntos sobresalientes del libro de Revelación (parte 2)

¿QUÉ les espera a quienes sirven a Jehová y a quienes no lo hacen? ¿Qué les espera a Satanás y a sus demonios? ¿Qué bendiciones recibirán los seres humanos obedientes durante el Reinado de Mil Años de Cristo? La respuesta a estas y otras preguntas de capital importancia se encuentra en Revelación 13:1–22:21.* Estos capítulos contienen las últimas nueve de las dieciséis visiones que recibió el apóstol Juan a finales del siglo primero.

Juan escribe: “Feliz es el que lee en voz alta, y los que oyen, las palabras de esta profecía, y que observan las cosas que se han escrito en ella” (Rev. 1:3; 22:7). Si leemos el libro de Revelación y ponemos en práctica lo que aprendemos, serviremos a Dios con más entusiasmo, fortaleceremos nuestra fe en él y en su Hijo, Jesucristo, y tendremos una brillante esperanza para el futuro (Heb. 4:12).*

SE DERRAMAN LOS SIETE TAZONES DE LA CÓLERA DE DIOS

Revelación 11:18 declara: “Las naciones se airaron, y vino tu propia ira [la de Dios], y el tiempo señalado para [...] causar la ruina de los que están arruinando la tierra”. ¿A qué se debe la ira de Dios? Se debe a las actividades de la “bestia salvaje [...] con diez cuernos y siete cabezas” que se describe en la octava visión (Rev. 13:1).

En la novena visión, Juan ve al “Cordero de pie sobre el monte Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil” que han sido “comprados de entre la humanidad” (Rev. 14:1, 4). Y a continuación se dan anuncios angélicos. En la décima visión, Juan contempla a “siete ángeles con siete plagas”. Todo indica que es Jehová mismo quien ordena a estos ángeles que derramen “los siete tazones de la cólera de Dios” sobre varios elementos del mundo de Satanás. Los tazones contienen declaraciones y advertencias sobre los juicios de Dios (Rev. 15:1; 16:1). Estas dos visiones nos dan detalles de otros juicios del Reino relacionados con el tercero de los “ayes”, o lamentos, y con el toque de la séptima trompeta (Rev. 11:14, 15).

Respuestas a preguntas bíblicas:

13:8. ¿Qué es “el rollo de la vida del Cordero”? Es un rollo simbólico en el que están escritos los nombres de quienes gobernarán con Jesús en su Reino celestial. Esta lista incluye los nombres de los cristianos ungidos que tienen la esperanza de ir al cielo pero que aún viven en la Tierra.

13:11-13. ¿Qué significa que la bestia salvaje de dos cuernos hable como un dragón y haga bajar fuego del cielo? El hecho de que la bestia salvaje de dos cuernos —la potencia mundial angloamericana— hable como un dragón significa que recurre a amenazas, presiones y actos violentos para obligar a la gente a aceptar su manera de gobernar. ¿En qué sentido hace bajar fuego del cielo? En que, asumiendo la función de un profeta, proclama que ha vencido a las fuerzas del mal en las dos guerras mundiales del siglo XX y que le ha ganado la batalla al comunismo.

16:17. ¿Qué es “el aire” sobre el que se derrama el séptimo tazón? “El aire” representa la manera de pensar satánica, “el espíritu [o actitud] que ahora opera en los hijos de la desobediencia”. El entero mundo de Satanás respira este aire envenenado (Efe. 2:2).

Lecciones para nosotros:

13:1-4, 18. “Una bestia salvaje” que simboliza los gobiernos humanos sale “del mar”. El mar simboliza, a su vez, las masas agitadas de la humanidad (Isa. 17:12, 13; Dan. 7:2-8, 17). Esta terrible criatura, que fue creada por Satanás y recibe su poder de él, lleva el número 666, el cual representa la imperfección extrema. Puesto que nosotros conocemos la identidad de esta bestia, no la seguimos con admiración ni la adoramos, como hace la humanidad en general (Juan 12:31; 15:19).

13:16, 17. Aunque nos resulte más difícil realizar actividades cotidianas tales como “comprar o vender”, no debemos ceder a la presión y dejar que la bestia salvaje controle nuestra vida. Aceptar la marca de la bestia salvaje en la mano o en la frente equivaldría a permitir que dicha bestia controlara nuestra conducta o influyera en nuestra forma de pensar.

14:6, 7. La proclamación del ángel nos muestra lo urgente que es dar a conocer las buenas nuevas del Reino de Dios ya establecido. Debemos ayudar a nuestros estudiantes a cultivar un sano temor a Jehová y el deseo de glorificar su nombre.

14:14-20. Cuando se termine de recoger “la mies [o cosecha] de la tierra”, es decir, a quienes serán salvados, el ángel arrojará “la vid de la tierra” en “el gran lagar de la cólera de Dios”. Allí será destruida para siempre. La vid representa el corrupto sistema político de Satanás, y los “racimos” de la vid representan su mal fruto. Nunca dejemos que la vid de la tierra influya en nosotros.

16:13-16. Las “expresiones inspiradas inmundas” no son otra cosa que propaganda demoníaca. Su propósito es que los reyes de la Tierra no respondan favorablemente al derramamiento de los siete tazones de la cólera de Dios, sino que se dejen manipular y se enfrenten a Jehová (Mat. 24:42, 44).

16:21. Justo antes de que este mundo llegue a su fin, es probable que la proclamación del mensaje de juicio contra el malvado mundo de Satanás incluya extraordinarias expresiones de condena, que al parecer están representadas por piedras de granizo. Con todo, la mayor parte de la humanidad seguirá blasfemando contra Dios.

YA REINA EL REY VICTORIOSO

“Babilonia la Grande”, el imperio mundial de la religión falsa, es uno de los repugnantes elementos del mundo de Satanás. En la undécima visión aparece representada por una “gran ramera”, o prostituta, “sentada sobre una bestia salvaje de color escarlata”. Serán precisamente “los diez cuernos” de esa bestia los que la destruyan por completo (Rev. 17:1, 3, 5, 16). En la siguiente visión se compara esta prostituta a una “gran ciudad”, se anuncia su caída y se hace un llamamiento urgente al pueblo de Dios: “Sálganse de ella”. Muchísimas personas lloran la caída de la gran ciudad, pero en el cielo hay gran regocijo debido a “las bodas del Cordero” (Rev. 18:4, 9, 10, 15-19; 19:7). En la decimotercera visión, el jinete del “caballo blanco” guerrea contra las naciones y acaba con el malvado mundo de Satanás (Rev. 19:11-16).

¿Qué sucederá con “la serpiente original, que es el Diablo y Satanás”? ¿Cuándo será “arrojado al lago de fuego”? Este es uno de los temas que se tratan en la decimocuarta visión (Rev. 20:2, 10). Las últimas dos visiones nos permiten entrever cómo será la vida durante el Milenio. Ya al final de la “revelación”, Juan ve un río de agua de vida que fluye por en medio de un camino ancho y escucha la invitación que se hace a “cualquiera que tenga sed” (Rev. 1:1; 22:1, 2, 17).

Respuestas a preguntas bíblicas:

17:16; 18:9, 10. ¿Por qué lamentan “los reyes de la tierra” la destrucción de Babilonia la Grande si ellos mismos la destruyeron? Su lamento se debe a puro egoísmo. Parece que después de destruir a Babilonia la Grande, se dan cuenta de lo útil que les había sido. Ella les había ayudado a cubrir su despotismo con un manto de piedad, a reclutar jóvenes para sus guerras y a mantener a la gente subyugada.

19:12. ¿Qué significa que nadie conozca el nombre de Jesús, aparte de él mismo? Al parecer, este nombre (que no se especifica) se refiere a la posición de Jesús y a los privilegios de que disfruta durante el día del Señor, como los que se mencionan en Isaías 9:6. El hecho de que nadie más conozca ese nombre significa que sus privilegios son únicos y que nadie más entiende lo que implica ocupar un cargo tan elevado como el suyo. Sin embargo, Jesús comparte algunos de esos privilegios con los miembros de la clase de su novia y escribe “ese nuevo nombre” suyo sobre ellos (Rev. 3:12).

19:14. ¿Quiénes cabalgan con Jesús en Armagedón? Los ejércitos de los cielos que acompañan a Jesús a pelear la guerra de Dios están formados por ángeles y por los ungidos que han vencido y han recibido su recompensa celestial (Mat. 25:31, 32; Rev. 2:26, 27).

20:11-15. ¿De quiénes son los nombres escritos en “el rollo [o “el libro”] de la vida”? Son los nombres de todas las personas que tienen la perspectiva de recibir vida eterna: los cristianos ungidos, los miembros de la gran muchedumbre y los fieles siervos de Dios que vuelvan a la vida cuando ocurra la “resurrección [de los] justos” (Hech. 24:15; Rev. 2:10; 7:9). ¿Y qué hay de las personas que vuelvan a la vida durante la “resurrección [de los] injustos”? Sus nombres solo se escribirán en “el rollo de la vida” si obedecen “las cosas escritas en los rollos” de instrucciones que se abrirán durante el Milenio. Sin embargo, ninguno de esos nombres se escribe de manera permanente desde el principio. Los de los ungidos quedan registrados definitivamente una vez que mueren fieles (Rev. 3:5). Y los de las personas que vivirán en la Tierra, una vez que hayan pasado la prueba final que tendrá lugar al acabar el Milenio (Rev. 20:7, 8).

Lecciones para nosotros:

17:3, 5, 7, 16. “La sabiduría de arriba” nos permite entender “el misterio de la mujer y de la bestia salvaje [de color escarlata] que la lleva” (Sant. 3:17). Esta bestia salvaje simbólica comenzó siendo la Sociedad de Naciones y después revivió como la Organización de las Naciones Unidas. En vista de que a nosotros se nos ha revelado este antiguo misterio, ¿no deberíamos predicar con entusiasmo las buenas nuevas del Reino de Dios y proclamar el día de juicio de Jehová?

21:1-6. Podemos tener plena certeza de que las maravillosas promesas relacionadas con el Reino se harán realidad. ¿Por qué? Porque la Biblia habla de ellas como si ya se hubieran cumplido. En Revelación leemos: “¡Han acontecido!”.

22:1, 17. El “río de agua de vida” representa los medios que Jehová utiliza para eliminar los efectos del pecado y la muerte. Aun ahora hay agua disponible para las personas obedientes. Dios nos invita a beber “gratis el agua de la vida”. Aceptemos su invitación con gratitud y llevémosla con entusiasmo a nuestros semejantes.

[Notas]

Si desea un análisis versículo por versículo del libro de Revelación, consulte el libro Apocalipsis... ¡se acerca su magnífica culminación!

[Ilustración de la página 5]

Mediante su Reino, Dios derramará maravillosas bendiciones sobre quienes le obedecen