Sábado 22 de febrero

El peso del oro que vino a Salomón en un año ascendió a seiscientos sesenta y seis talentos de oro (2 Crón. 9:13).

Salomón recibía más de 22 toneladas de oro al año. Sin embargo, lo que escribió en el libro de Eclesiastés demuestra que no se engañó pensando que los logros y la felicidad solo están al alcance de los ricos o prominentes. Él afirmó: “He llegado a saber que no hay nada mejor para ellos que regocijarse y hacer el bien durante la vida de uno; y también que todo hombre coma y realmente beba y vea el bien por todo su duro trabajo. Es el don de Dios” (Ecl. 3:12, 13). Comprendió que quienes realmente aprecian tales placeres son los que cuentan con la aprobación divina, los que tienen una buena relación con Jehová. Aquel sabio rey declaró con toda razón: “La conclusión del asunto, habiéndose oído todo, es: Teme al Dios verdadero y guarda sus mandamientos. Porque este es todo el deber del hombre” (Ecl. 12:13). w12 15/12 1:4, 5

17 de febr. Lectura de la Biblia: Génesis 29 a 31

Núm. 2: ¿Qué significará la resurrección para la humanidad en general? (rs pág. 329 párr. 3–pág. 330 párr. 3)

Núm. 3: Abiatar. Un acto de deslealtad puede echar a perder muchos años de fiel servicio (it-1 págs. 20, 21)

17-23 DE FEBRERO DE 2014

PÁGINA 17 • CÁNTICOS: 10918

17-23 DE FEBRERO DE 2014

PÁGINA 15 • CÁNTICOS: 109 Y 18