Jueves 24 de julio

Por mismo de veras juro (Gén. 22:16).

¿Con qué propósito le juró Dios a Abrahán que sus promesas se cumplirían? Con el de animar y fortalecerles la fe a las personas que compondrían la parte secundaria de la “descendencia” prometida, quienes serían herederos con Cristo (Gál. 3:29). Como explicó el apóstol Pablo, Jehová “intervino con un juramento, a fin de que, mediante dos cosas inmutables [su promesa y su juramento] en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos [...] fuerte estímulo para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros” (Heb. 6:13-18). Los cristianos ungidos no son los únicos que se benefician de ese juramento. Jehová juró que mediante la “descendencia” de Abrahán se bendecirían personas de “todas las naciones de la tierra” (Gén. 22:18). Entre ellas se encuentran las obedientes “otras ovejas” de Cristo, quienes abrigan la esperanza de vivir para siempre en una Tierra hecha un paraíso (Juan 10:16). w12 15/10 3:6-8

21 de jul. Lectura de la Biblia: Levítico 25 a 27

Núm. 2: ¿Acabarán salvándose todos los seres humanos? (rs pág. 341 párr. 1)

Núm. 3: Accidente, Accidental. La Biblia distingue entre sucesos accidentales e intencionales (it-1 pág. 41–pág. 42 párr. 2)

21-27 DE JULIO DE 2014

PÁGINA 21 • CÁNTICOS: 125 Y 53

21-27 DE JULIO DE 2014

PÁGINA 15 • CÁNTICOS 125 Y 53