• La “brecha entre generaciones” y los principios bíblicos